Las reformas a la ley del FODES propuestas por el presidente Nayib Bukele, no son compartidas por diferentes sectores sociales. Organizaciones de la sociedad civil, consideran que centralizar el uso de los fondos y la aprobación de proyectos de las alcaldías por el Ejecutivo, tienen un finalidad política.

El economista, César Villalona, explicó: «El presidente Bukele, pretende reducir el FODES del 10 al 6% del presupuesto general para transferir a las alcaldías, además, de que será el Ejecutivo el que administre el dinero que por ley corresponde a las municipalidades, hay un fin político de control», denunció.

Por Torrento